Obstrucción incompleta y completa, y de cómo cambia la motilidad esofágica.


Caso clínico:

Paciente de 62 años de edad con cuadro de esquizofrenia y varios ingresos en Psiquiatría. Durante el último año es estudiado por Digestivo ya que refiere disfagia progresiva a sólidos con pérdida de peso. En la endoscopia digestiva alta se aprecia esofagitis péptica grado D sobre área de estenosis infranqueable con endoscopio. Se procedió a dilatación con buen paso posterior, lo que permitió apreciar una hernia hiatal de mediano tamaño. Las biopsias esofágicas son informadas como esofagitis péptica con ausencia de malignidad. Se completa estudio con TC esofágico que descarta proceso maligno y el paciente es dado de alta tolerando líquidos y dieta triturada.

Tras ser valorado por cirugía se nos pide como hospital de referencia manometría esofágica previa a cirugía antirreflujo.

Al inicio del estudio, la sonda continuamente se nos acoda a nivel distal, adoptando el registro morfología en “alas de mariposa o en espejo”, por lo que decidimos realizar el estudio en esta situación para valorar la motilidad esofágica sin pasar por la zona del esfínter esofágico inferior. El cuerpo esofágico tiene un 50% de ondas fallidas que alternan con otras contracciones peristálticas.

También se realizan test de degluciones múltiples que son normales.

Antes de finalizar el estudio decidimos realizar un nuevo intento para pasar a cavidad gástrica, consiguiéndolo finalmente.

En este nuevo registro se aprecia claramente una hernia hiatal de unos 5 cm de longitud y desaparición por completo de las contracciones peristálticas que son sustituidas por presurizaciones panesofágicas, con un IRP medio del EEI de 22 mmHg·s·cm. 

 

Tras este estudio se solicita seriada esofágica que muestra hernia hiatal con estenosis esofágica distal de aspecto péptico y dilatación preestenótica con un esófago corto y atónico.

El paciente actualmente hace seguimiento en su hospital de referencia, está en tratamiento con IBPs y sigue dilataciones esofágicas, estando pendiente de cirugía antirreflujo.

 

Discusión:

En nuestra opinión, pensamos que este comportamiento tan diferente cuando la sonda está fuera y dentro de la estenosis se debe a que mientras permanece permeable el EEI se presentan ondas peristálticas normales, pero cuando pasamos la sonda a cavidad gástrica, dada la poca luz que tiene la estenosis, se produce una obstrucción completa provocada por la sonda, desapareciendo la peristalsis junto con presurización panesofágica similar a la acalasia esofágica tipo II.

En general, tiene poco interés realizar una manometría esofágica con una estenosis dando por supuesto el patrón obstructivo y es preferible hacerlo una vez que se han realizado dilataciones eficaces y haya cicatrizado la esofagitis, previo a la cirugía. En este caso, la solicitud precoz de la manometría, nos ha permitido comprobar estos interesantes aspectos sobre los cambios de la motilidad esofágica en función de si la obstrucción es incompleta o completa.

 

Autores:

Drs. José Francisco Suárez Crespo y Miguel Ruiz-Cabello Jiménez.

Unidad de Pruebas Digestivas Funcionales. Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Granada.

 

Envía tu imagen del mes a: [email protected]

Publicado en: Esófago, Imagen del mes | Etiquetas: , , , , , | Permalink.